lunes, 13 de julio de 2009

Sales Naturales




Darse un baño de agua tibia con sales tras un duro día de trabajo es una de las experiencias más relajantes que existen. Si le añadimos productos 100% naturales la experiencia puede tornarse increíble.

os recomiendo regalarse, por lo menos dos veces a la semana, un baño de sales naturales y espuma. “Para relajarse y también para hidratar la piel”

Un buen baño ha de prepararse de la siguiente manera. Llenar el baño con agua tibia, no muy caliente y echar en el agua 200 gramos de sales aromáticas naturales, con esencia de lavanda o melisa (aromas muy tranquilizantes) agregar espuma con la misma esencia. Sumergirse durante unos 20 minutos. “Al salir notará su cuerpo como nuevo y listo para despedirse del cansancio”

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Bienvenidos a todos los que os gusta el mundo de los jabones